Yoga infantil

El yoga para niños es un excelente ejercicio físico y mental. Te explicamos sus beneficios como aprender a descargar tensiones y a relajarse.

El yoga es una disciplina psicofísica con la que se consiguen condiciones de gran bienestar para el cuerpo y la mente. Las posturas del yoga se inspiran en elementos de la naturaleza: animales, plantas, formas, que permiten entrar en sintonía con el propio cuerpo, y como reflejo, con las manifestaciones energéticas que estas posturas recuerdan.

Los niños, más receptivos y dóciles que los adultos, reciben muchos beneficios por medio del yoga: una musculatura, en general, y una columna vertebral, en particular más fuertes, una postura correcta que reduce las desviaciones y el dolor de espalda , una elevación de las defensas inmunitarias y un estado de ánimo más sereno y equilibrado.

El secreto está en la respiración. El niño aprende a respirar de forma correcta y profunda, con la nariz y no con la boca abierta; con el estómago y no solo con el tórax. Esta técnica mejora el funcionamiento del aparato respiratorio y calma la mente, porque cuanto más tranquila y regular es la respiración, más se apaciguan los pensamientos.