La música

Desde nuestro centro y con nuestra forma de entender el crecimiento integral del niño, entendemos que la escuela tiene que ser facilitadora del conocimiento de los diferentes lenguajes expresivos, por ser estas un importante medio de comunicación y de fomentación al espíritu crítico. Uno de estos lenguajes: el musical.

Por medio de las actividades musicales se desarrollan diversas capacidades como: desarrollo de la memoria, discriminación auditiva, sincronización, atención, participación, sentido de grupo, etc…

La música abre todo un mundo de posibilidades en el aula que no podemos obviar.

La música es un elemento fundamental en la primera etapa educativa. El niño empieza a expresarse de otra manera y es capaz de integrarse activamente en la sociedad, es así como la música le ayuda a conseguir autonomía en sus actividades habituales, asumirse a sí mismo y al entorno, ampliando su número de relaciones. La música representa un medio muy importante para su desarrollo intelectual, auditivo, sensorial de habla y motriz.

La música tiene el don de aproximar a las personas. El niño que vive en contacto con la música aprende a convivir de mejor manera con los demás, estableciendo una comunicación más armoniosa. A esta edad la música les encanta.